PUBLICIDAD
Internacionales

Micheletti asegura qeu EEUU lo presiona para dimitir

El gobernante de facto emitió sus declaraciones un día después de la llegada a Tegucigalpa del subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos, Craig Kelly.

07 Jan 2010 | 0 Reacciones

TEGUCIGALPA, Honduras.- El presidente de facto Roberto Micheletti calificó el miércoles de "errática" la política exterior de Estados Unidos por exigir su dimisión y reiteró que entregará el poder el 27 de enero al mandatario electo Porfirio Lobo.

"Estados Unidos me presiona para que yo me vaya. Y no cambiaré de idea sólo porque venga alguien aquí a presionarme para complacer a un sector del gobierno norteamericano ante la posibilidad de darnos dinero o de abrirnos las puertas al mundo", dijo Micheletti al canal 5 de televisión local.

"Siento una enorme admiración por el pueblo norteamericano, pero la actuación internacional de ese país es errática", afirmó.

Las declaraciones de Micheletti se registraron un día después de la llegada a Tegucigalpa del subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos, Craig Kelly, con quien se reunión durante más de dos horas en la jornada.

El diplomático estadounidense se encontró la víspera con Zelaya y Lobo.

El vocero del departamento de Estado P.J. Crowley explicó el martes en Washington que el objetivo de la visita del subsecretario es la de ver "cómo ayudamos a Honduras a avanzar y a superar y a borrar la tensión que resultó" del golpe de estado a Zelaya el 28 de junio.

Sobre la victoria de Lobo en los comicios del 29 de noviembre, dijo que "la elección, por sí misma, no fue suficiente... tenemos algunas decisiones que tomar en términos de la naturaleza de nuestra relación y la naturaleza de nuestra ayuda en el futuro".

Micheletti afirmó que "Estados Unidos desea que me retire el 15 de enero con la promesa de otorgar muchos millones de dólares de ayuda a Honduras. Sin embargo, Washington debe respetar la decisión soberana de nuestro pueblo".

Dijo que no asistirá a la ceremonia de asunción de Lobo. "Estaré en la oficina y, apenas le coloquen (a Lobo) la banda presidencial, me iré con mi familia a casa y después a mi pueblo natal" de El Progreso, en el Atlántico.

Micheletti expresó temor de que al abandonar el cargo sea asesinado por sicarios enviados por el presidente venezolano Hugo Chávez. "Sé que debo tener precauciones porque Chávez tiene capacidad de enviar sicarios para matarme", manifestó.

Lobo anunció a periodistas que al acto ha invitado a presidentes latinoamericanos, entre ellos al nicaragüense Daniel Ortega y al venezolano Hugo Chávez.

Sin dar detalles, indicó haberse reunido con los mandatarios de Guatemala, El Salvador, Costa Rica y Panamá. "Todos ellos quieren ayudar a solucionar la crisis hondureña".

Lobo dijo que apoya la determinación de Micheletti de separar a Honduras de la Alianza Bolivariana para las América a la que Zelaya adhirió en agosto de 2009, "porque hay que ponerle fin a cualquier convenio que signifique compromiso político". El tema lo debatirá el congreso el lunes.

Micheletti justificó el golpe a Zelaya "porque el país se encaminaba a una ideología socialista que no es compartida por el 90% de los hondureños".

Zelaya retornó subrepticiamente el 21 de septiembre a Tegucigalpa y se refugió en la embajada de Brasil, donde aún se encuentra con unos 15 seguidores.

Fuente: Clave digital.com