PUBLICIDAD
Nacionales

Asesinato de 3 agentes conmociona a la PN

Los moradores de Los Girasoles III están conmocionados, mientras la Policía expresa compunción por la muerte a tiros de tres agentes, y un cuarto herido, en ese sector por parte de desconocidos durante una emboscada.

13 Sep 2010 | 0 Reacciones

Los moradores de Los Girasoles III están conmocionados, mientras la Policía expresa compunción por la muerte a tiros de tres agentes, y un cuarto herido, en ese sector por parte de desconocidos durante una emboscada.

El jefe de la Policía, José Armando Polanco Gómez, dijo que la agresión ha conmocionado a la institución. En 1996, cuatro policías fueron abatidos a tiros por delincuentes mientras realizaba labores de patrullaje.

Las víctimas son el primer teniente Mártires Pérez Díaz y los cabos Roberto Otaño Medina y José Arturo Ogando Ramírez, quienes fallecieron al instante tras sufrir el impacto de varias balas.

El sargento mayor que resultó herido, Alejandro Alcántara Mateo, permanece interno en el Hospital General de la Policía, fuera de peligro.

El mayor general Polanco Gómez indicó que las investigaciones están bastante avanzadas y que fue apresado uno de los presuntos autores del hecho y cuatro fueron identificados.

Hasta ayer había sido detenido Janeiro Luis Monción Núñez, a quien no le valió esconderse dentro de una bóveda del cementerio Cristo Redentor para evadir la persecución de los agentes.

Monción Núñez identificó a los demás autores como Franklyn de la Cruz Martínez (Momolo) y otros conocidos como Chepe, Alexis y Manauris.

Polanco Gómez se presentó al lugar pocas horas después de la tragedia acompañado de varios oficiales de investigaciones criminales.Se sospecha que los agentes fueron víctimas de una emboscada en la avenida Monumental, a escasos metros de la dotación policial ubicada a la entrada del cementerio Cristo Redentor, según informes. |

El ataque fue tan sorpresivo que no les dio tiempo ni de sacar sus armas para defenderse.

Eran las cuatro de la mañana cuando los agentes regresaban en sus motocicletas al destacamento donde estaban de servicio, después de asistir a un vigilante privado que fue asaltado, a quien le robaron su revólver y fue herido de bala por desconocidos.

La Policía recuperó el revólver que le fue robado a Jaime Aquino de Jesús, de la compañía Seprisa.

El vigilante estaba de puesto en la envasadora de gas Duro Gas, en la calle Pegaro, del sector Pantoja.

“Todas las patrullas de la zona se activaron en busca de los responsables de la acción criminal, pero los hoy occisos y el herido fueron emboscados y acribillados en la avenida Monumental, próximo al destacamento de bomberos del sector Los Girasoles III”, informó la Policía.

En la escena del crimen fueron recolectados nueve cartuchos disparados de escopeta calibre 12, 18 casquillos calibre 9 milímetro y uno de revólver, así como dos proyectiles mutilados y una cápsula 9 milímetros.

ocionados, mientras la Policía expresa compunción por la muerte a tiros de tres agentes, y un cuarto herido, en ese sector por parte de desconocidos durante una emboscada.

El jefe de la Policía, José Armando Polanco Gómez, dijo que la agresión ha conmocionado a la institución. En 1996, cuatro policías fueron abatidos a tiros por delincuentes mientras realizaba labores de patrullaje.

Las víctimas son el primer teniente Mártires Pérez Díaz y los cabos Roberto Otaño Medina y José Arturo Ogando Ramírez, quienes fallecieron al instante tras sufrir el impacto de varias balas.

El sargento mayor que resultó herido, Alejandro Alcántara Mateo, permanece interno en el Hospital General de la Policía, fuera de peligro.

El mayor general Polanco Gómez indicó que las investigaciones están bastante avanzadas y que fue apresado uno de los presuntos autores del hecho y cuatro fueron identificados.

Hasta ayer había sido detenido Janeiro Luis Monción Núñez, a quien no le valió esconderse dentro de una bóveda del cementerio Cristo Redentor para evadir la persecución de los agentes.

Monción Núñez identificó a los demás autores como Franklyn de la Cruz Martínez (Momolo) y otros conocidos como Chepe, Alexis y Manauris.

Polanco Gómez se presentó al lugar pocas horas después de la tragedia acompañado de varios oficiales de investigaciones criminales.Se sospecha que los agentes fueron víctimas de una emboscada en la avenida Monumental, a escasos metros de la dotación policial ubicada a la entrada del cementerio Cristo Redentor, según informes. |

El ataque fue tan sorpresivo que no les dio tiempo ni de sacar sus armas para defenderse.

Eran las cuatro de la mañana cuando los agentes regresaban en sus motocicletas al destacamento donde estaban de servicio, después de asistir a un vigilante privado que fue asaltado, a quien le robaron su revólver y fue herido de bala por desconocidos.

La Policía recuperó el revólver que le fue robado a Jaime Aquino de Jesús, de la compañía Seprisa.

El vigilante estaba de puesto en la envasadora de gas Duro Gas, en la calle Pegaro, del sector Pantoja.

“Todas las patrullas de la zona se activaron en busca de los responsables de la acción criminal, pero los hoy occisos y el herido fueron emboscados y acribillados en la avenida Monumental, próximo al destacamento de bomberos del sector Los Girasoles III”, informó la Policía.

En la escena del crimen fueron recolectados nueve cartuchos disparados de escopeta calibre 12, 18 casquillos calibre 9 milímetro y uno de revólver, así como dos proyectiles mutilados y una cápsula 9 milímetros.

El Caribe